Intentando transformar las violencias en América Latina

Colombia, 44,5 millones de personas. Guatemala, 14,7 millones de personas. Bolivia, 9.850.514 personas. Perú, 28 millones 220 mil 764.

Estos cuatro países presentados en este seminario han sufrido violencia directa, estructural y cultural. Sin embargo, la motivación y creatividad de las personas que los integran han motivado el camino hacia la paz y la reconciliación.

Este seminario fue una enchufe de emotividad, fuerza y esperanza. Marisol, Ruth, Ximena e Ingrid no sólo hicieron una excelente contextualización de sus respectivos países, sino que además nos mostraron diferentes formas de trabajar por la paz en terrreno.

Desde que empecé el Máster, he estado muy ilusionada con todo lo que estábamos aprendiendo, pero me faltaba un contenido más práctico con casos más concretos como los que expusieron ellas.

La reconstrucction de la vida de las personas tras un conflicto es uno de los factores más importantes a tener en cuenta si realmente queremos transformar los conflictos. Por esta razón, en Colombia la Fundación para la Reconciliación de Colombia “ha estado trabajando desde 2003 sobre La Pedagogía del perdón para cerrar los  ciclos de violencia mediante el  trabajo en tres temas básicos (Ss): la seguridad (personal y comunal ), la sociabilidad y el significado de la vida. Esta iniciativa que proviene de la sociedad civil se ha extendido a otros países donde se ha llevado a la prática de diferentes maneras.

En Septiembre de 2006, la Fundación para la Reconciliación recibió la Mención de HONOR PREMIO EDUCACIÓN PARA LA PAZ 2006 SUS Aportes Libros Prácticos y de Impacto en la CREACIÓN DE UNA Cultura de Paz y Convivencia.

La metodología que se lleva a cabo en las Escuelas del Perdón y la Reconcialización ( ESPERE) se pueden resumir en tres frases:
Educar desde y para la comprensión.
Educar desde y para la Ética.
Educar desde y para la reparación.

Esta metodología busca mediante la empatía, la solidaridad y el perdón la reconciliación de las personas con su entorno, su comunidad, sus agresores para lograr cerrar lo ciclos de violencia y así de alguna forma lograr “Reconstruir la historia, para cambia la narrativa” 

Esta metodología se ha llevado a cabo sobre en todo en América Latina. Durante el seminario, no podía dejar de pensar en el conflicto del Sahara y como esta iniciativa podría ser útil para trabajar con los ex-presos saharauis y familiares tanto de presos como de desaparecidos. Es cierto que los contextos son diferentes pero por ejemplo en el caso del Sahara, hay más 526 personas desaparecidas desde 1975. El desconcierto, la tristeza y la amargura por estas desapariciones se traspasa de generación a generación motivando el odio  y la rabia hacia los marroquíes. Quizás, si esto se pudiera trabajar en los campamentos de refugiados saharauis se podría de alguna forma rebajar el sufrimiento de aquellas personas que duermen pensando en donde están sus familiares o recordando escenas del pasado.

Este vídeo no tiene mucho que ver con la metodología presentada pero sí con  la situación en Colombia y como esto les afecta a los más vulnerables. Además, es un proyecto de en el que se usa la música como método de denuncia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s